Aktivistische Fotografen für unsere gemeinsamen Werte

La Bourse du Talent, creada en 1997, ha revelado a muchos fotógrafos que tienen una visión única de nuestra sociedad y nos invitan a mirarla de otra manera. La Bolsa fue iniciada por Didier de Faÿs en el seno de Photographie.com, con el apoyo de la Fundación Picto, que produce las impresiones de los ganadores, y de socios como la SAIF y PixTrakk. Gracias a la generosidad de los fotógrafos y del laboratorio PICTO, un conjunto de sus impresiones se incorporará a las colecciones de la BnF. En quince años de colaboración, varios centenares de fotografías han pasado así a formar parte del patrimonio nacional, dando fe de la viveza del panorama fotográfico contemporáneo. Para Didier de Fays: "Los ganadores de la edición de 2021 hablan de toda la esperanza que lleva el mundo tras la crisis sanitaria. Más allá de las fronteras reales o sociales, más allá de las palabras y los campos de la fotografía, estos fotógrafos son activistas militantes de los bienes comunes que nos unen.

Bourse du Talent 2021 - Ganador Gabriel Dia

Gabriel Dia nació en 1985 en Senegal. Es franco-senegalés y vive y trabaja en París desde 2003. Ingeniero de formación, desarrolló primero su lenguaje artístico a través de la escritura. Esta pasión le llevó a publicar "La rencontre" (El encuentro) en 2014, una autoficción que aborda la adolescencia y las relaciones entre padres e hijos, y "La naissance d'une vierge" (El nacimiento de una virgen) en 2015, publicada por Éditions de Montigny. Siempre sensible a las fotografías, alimenta su imaginación con las obras de Dominique Issermann y Peter Lindbergh, entre otros. Pero el descubrimiento de las fotografías de Sebastiao Salgado en la galería Polka en 2015 fue una revelación: decidió dedicarse a la fotografía que, según sus propias palabras, "puede decir más cosas al mismo tiempo". Realizó estudios de fotografía en la EFET y presentó sus primeras fotografías en 2017 con la serie "Nature".  La estética chamánica de sus fotografías pone de relieve diversos procesos en los que predomina la reflexión sobre el cuerpo. Para la fotógrafa Marie Borgia, miembro del jurado de este año de la Bourse du Talent: "Desde la colorida y tanteanteante sombra china hasta el impulso asertivo, la libre coreografía del cuerpo de Gabriel Dia rompe con vitalidad el cerrojo de una voluptuosidad recién conquistada. La serie Sabar es expuesta y distribuida por la galería de Arles La Grande Vitrine y Fragments es expuesta y distribuida por la galería FishEye (París, Arles).

Serie "Fragmentos

Fragmentos es un intento de reconectar al fotógrafo con sus cinco sentidos y una llamada a la sensualidad. El fotógrafo afirma: "En la sociedad musulmana senegalesa en la que crecí, el cuerpo se considera un objeto de impureza que debe lavarse siempre antes del ritual de la oración.  Con este proyecto, espero acallar poco a poco estos mandatos que sacudieron mi infancia y adolescencia antes de mi exilio a Francia a los 18 años. Aprender a amar mi cuerpo y sus atributos de nuevo. Para Gabriel Dia, este cuerpo fragmentado se recompone así mediante juegos de sinestesia, de equivalencias coloreadas y reclama un renacimiento del deseo.

Serie "Sabar

Esta serie de autorretratos rinde homenaje a una danza senegalesa reservada a las mujeres, el Sabar. Tradicionalmente se prohíbe a los hombres bailarla y los que se atreven a hacerlo son fuertemente criticados por la comunidad. Este fue el caso de Gabriel Dia a la edad de seis años. El recuerdo de su enfadada madre viniendo a por él entre esa multitud de mujeres persiguió su infancia y adolescencia durante mucho tiempo. Esta experiencia traumática fue sin duda decisiva en su elección radical de exiliarse en Francia a los dieciocho años. 26 años más tarde, como reapropiación de su historia, su identidad y su cultura, el fotógrafo decidió volver a bailar este Sabar que le había sido prohibido durante tanto tiempo, escondiéndose detrás de una película negativa que actuaba como un velo protector. Una forma de afirmar definitivamente su homosexualidad y de cuestionar la cuestión de su condena en la sociedad senegalesa. Traducido con www.DeepL.com/Translator (versión gratuita)

Bourse du Talent 2021 – Ganador Aurélie Scouarnec

Nacida en 1990 en Argenteuil, cerca de París, Aurélie Scouarnec vive y trabaja en París. Logopeda de formación y fotógrafa autodidacta, amplió su práctica fotográfica con Claudine Doury en talleres. Su obra explora temas relacionados con los mitos y las creencias populares, en estrecha interacción con la naturaleza. Su investigación formal se centra en la luz, las texturas y las sensaciones, y presta mucha atención a los gestos y a la dimensión ritual que pueden adquirir.

Fue finalista en el Festival Internacional de Fotografía de Hyères en 2018, y recientemente ha expuesto su trabajo en la galería l'Imagerie de Lannion (2020), y en varios festivales en los últimos años.

Para la miembro del jurado Anne Degroux, asesora de comunicación que acompaña a festivales como "Les femmes s'exposent": "La escritura poética de la serie de Aurélie Scouarnec permite percibir lo que une a los vivos. Un susurro de un ala, un abrigo tembloroso, unas manos que se agarran... las sutiles relaciones están por descifrar. El ser humano tiene su lugar, pero sin ser la medida de todas las cosas. Es una invitación a cambiar el paradigma, a ver a otros seres vivos como la condición misma de nuestra propia vida.

Serie "Anamnêsis" (2018-2020)

Las imágenes que narran el nacimiento del mundo y de la humanidad se construyen a partir de mitos entrelazados, símbolos colectivos, leyendas e historias de todo tipo. Aurélie Scouarnec cuestiona este fondo de representaciones apoyándose en la presencia recurrente de motivos como el elemento acuático y el juego de fuerzas antagónicas que pueden encarnar un caos original. Muy inspirado en el pensamiento de Empédocles, uno de los primeros presocráticos en el origen del pensamiento occidental, el agua, la tierra, el fuego y el aire se ponen en tensión por las fuerzas de atracción y separación, y la generación de los cuerpos sigue este mismo movimiento de atracción y repulsión.

Esta serie vuelve así a la noche del origen, en busca de lo que se mueve a contracorriente del lenguaje y la memoria. Navega entre ciertas huellas dejadas por los primeros pensamientos, poéticos y filosóficos, del origen del mundo y de los hombres. Los cuerpos emergen, se buscan a sí mismos y se levantan. En la circulación de los elementos primordiales se teje esta búsqueda de un lugar de reconocimiento de una anterioridad cada vez más remota.

Serie "Feræ" 2020

Desde principios de 2020, Aurélie Scouarnec acude regularmente a la asociación Faune Alfort, vinculada al Centre Hospitalier Vétérinaire pour la Faune Sauvage (Hospital Veterinario para la Fauna Salvaje), el primer centro de atención a las especies salvajes de Francia. En este lugar, la voluntad es ayudar a todas las especies de aves y mamíferos sin distinción.

Los gestos se repiten y se convierten en rituales, las manos alimentan, rehabilitan, visten y limpian. En la proximidad de este encuentro con el animal salvaje, los movimientos buscan la seguridad y la precisión según la especie. Se aprende a estar atento a las leves señales de miedo del animal, el tiempo de atención es lo más corto posible, para evitar el estrés mortal del animal, o por el contrario impregnarlo de demasiada presencia humana. En un momento en que las especies salvajes y sus hábitats siguen disminuyendo, las acciones de estos veterinarios, estudiantes y voluntarios aparecen bajo la mirada del fotógrafo como un intento de reparar nuestros vínculos con los vivos. 

Bourse du Talent 2021 – Ganador Yann Datessen

Nacido en Saint-Étienne en 1977, Yann Datessen trabajó en diversos oficios de manipulación antes de dedicarse plenamente a la fotografía a los treinta años.

En 2012, la Universidad de París-Sorbona le pidió que creara un taller de fotografía para estudiantes. Al mismo tiempo, el fotógrafo decidió lanzar una revista en línea dedicada a la fotografía emergente, llamada Cleptafire, que se propone destacar la fotografía "incandescente", objeto de colaboraciones literarias y filosóficas.

En su propia obra fotográfica, que ha dado a conocer recientemente, Yann Datessen explora la cuestión de la marginalidad en series de larga duración. En 2014, vivió durante cinco meses en el distrito libre de Christiania, en Copenhague, y realizó retratos en esta comunidad libertaria.

A propósito de la serie en torno a la figura de Arthur Rimbaud, aquí expuesta, la directora y documentalista Sophie Artaud, miembro del jurado de esta 2021 edición, evoca: "retratos de paisajes que imponen su profundidad de campo y la poesía sobrenatural de su narración. A la condición humana de los territorios que recorre el fotógrafo, responde cada vez el enigma oscuro o cómico de un destino, el de sus personajes con su mirada interrogante, y el nuestro, tomado como testigo e implicado en su misterio.

Serie "A.R.

Entre 2016 y 2020, Yann Datessen retrató a adolescentes de diversas escuelas y establecimientos militares de las Ardenas: escuelas más o menos acomodadas del centro de las ciudades, liceos técnicos o agrícolas de la periferia, cuarteles, estructuras de reinserción profesional, con la voluntad de responder en imágenes a este mandato del poeta Arthur Rimbaud, oriundo de Charleville-Mézières: "Intenta contar mi caída y mi sueño". El fotógrafo persiguió la búsqueda de este "adolescente en llamas" que, tras su deslumbramiento literario, decidió llevar una vida errante que le condujo a un final trágico y solitario en Etiopía, entrevistando a jóvenes franceses expatriados en toda Europa: ¿por qué estaban allí, lejos de casa? Para interrogarlos, recorrió el Mosa, durmió en sus bosques en invierno, navegó por los escoriales de Charleroi, los canales de Bruselas, vio cómo era el mar gris de Ostende, los puertos de Italia, las ciudades de Marsella y Londres, Chipre, Dinamarca, Suecia, y luego fue a las selvas de Java antes de orientarse en El Cairo y luego en Alejandría y Yibuti.

Al final de su viaje, que la llevó hasta Harar, en Etiopía, la fascinación de Yann Datessen por el poeta no se ha agotado: "Su verdadera obra maestra es haber elegido utilizar sus dos pies, en lugar de los doce pies de un alejandrino. "Mis imágenes son como contradicciones rimbaldianas, contradicciones sobre la vida de los otros, de los otros que no son yo, estos soles que pensé que impedirían las sombras, que impedirían el silencio, si sólo quedara una cosa, sería ciertamente eso, eso y caminar, caminar en la sombra, porque caminar no es estar sentado, no estar sentado es lo esencial.